Posts Tagged ‘ cerveza negra ’

Cómo clasificar cervezas por sus ingredientes y su aspecto

¿Ya has ido al pub a vacilar a la camarera pidiéndole una pinta de cerveza lager?¿ Has comentado las bondades de la levadura de alta fermentación a la hora de crear esos espesos caldos cerveciles que tanto alimentan? Si aún no lo has hecho, puede que tengas que repasarte el post anterior,sobre Curiosidades sobre la elaboración de la cerveza.

Si antes estuvimos hablando del proceso de elaboración de la cerveza, hoy entrarmos a clasificarlas en 2 grandes grupos, basados en el aspecto y los ingredientes.

Ingredientes:

Se trata de clasificar la cerveza en base a qué grano se ha utilizado para producirla. Normalmente es una mezcla de cebada más el grano en cuestión. Lo más común es que, si no es exclusivamente de cebada, lleve trigo, o avena. Si eres un aficionado a Paulaner y no sabes el  por qué de  ese sabor y esa textura tan especial, pues es debido precisamente al trigo. Te pondría una muestra de sabor si pudiera, pero tendrás que conformarte con esto:

Cerveza Paulaner
Cerveza Paulaner

Se puede apreciar el color característico de Paulaner, mezcla de maltas de cebada y trigo, Pero te preguntarás, ¿qué aspecto tiene una cerveza elaborada exclusivamente con malta de trigo? Pues hay una bastante sencilla de encontrar, y que a nosotros personalmente nos encanta. Tanto que le dedicaremos un post próximamente. Es la Hoegaarden. Miradla qué bonita:

Cerveza Hoegaarden
Cerveza Hoegaarden

Es una cerveza belga, que utiliza ingredientes tan apetecibles como el cilantro y la cáscara de naranja. Su sabor es suave y realmente delicioso, ya hablaremos de ella en más profundidad.

El aspecto de la cerveza:

Si hablamos del aspecto, las cervezas pueden clasificarse en ámbarrubiaroja o negra, básicamente. A simple vista puedes saber qué cerveza te va a apetecer en cada momento, porque las cervezas de mismo color suelen también compartir características:

Cerveza rubia: Del color que más estamos acostumbrados a ver por estos lares, casi translúcida. Las hay que soy prácticamente color agua, y cuyo sabor te indica que, efectivamente, deben de ser agua de grifo con gas, y no quiero mirar a nadie…

Cerveza Heineken
Cerveza Heineken

El objetivo principal de las rubias es refrescarte, quitarte la sed, aunque algunas de ellas se olviden de añadir un poco de sabor a esa refrescante receta. Sin embargo, hay otras que sí merecen la pena, y mucho, y no hay que irse muy lejos para encontrarlas: Mahou Cinco Estrellas, San Miguel 1516, Voll Damm, Ámbar especial o Estrella Galicia son algunas de las cervezas españolas de más éxito.

Cerveza ámbar. El color ámbar se lo da el proceso de tostado, más prolongado. Una muy típica es Affligem, muy fácil de encontrar y muy rica. La variedad más habitual de esta cerveza de abadía tiene 6.8º y dado su poco amargor es bastante popular, también entre los no muy cerveceros. Buena para tomarla como pinta, aunque no nos convence el que se utilice como cerveza de caña en bares de tapas, por ser bastante más pesada que una rubia normal. Eso sí, a media tarde o a primera hora de la noche entra fenomenal.

Cerveza Affligem
Cerveza Affligem

Una de nuestras cervezas preferidas en este campo es la Amstel Oro, estilo oscura con un color ámbar profundo, proporcionado por su malta negra, con una espuma blanca intensa, cremosa y persistente Muy recomendable, eso sí, con moderación, porque es bastante “contundente” y aquí estamos para aprender sobre cervezas, no para declararnos al camarero.

Cerveza Amstel Oro
Cerveza Amstel Oro

Cerveza Roja: La Red Ale, también conocida como Irish Red Ale, es un tipo de cerveza originario de Irlanda. Su color rojo se debe al tostado de la cebada. Está a caballo entre las Amber y las negras, con más cuerpo y sabor que las primeras, pero menos robustas que las segundas.Una de las más habituales es la Murphy’s. Es perfecta para parsar una tarde de pintas en un irish pub.

Cerveza Murphy's
Cerveza Murphy’s

Cerveza negra: Llevamos todo el post esperando llegar a este momento: las cervezas negras. creemos que todo cervecero tiene una debilidad, un placer especial en alguna marca o tipo de cerveza en particular, por encima de las demás. En nuestro caso, esa cerveza es la negra.

La cerveza negra es conocida tanto por su color oscuro como por su sabor. Dentro de las negras hay que hacer una distinción entre las negras lager y las stout. Las negras lager tienen ese sabor que te recuerda al chocolate o café, pero son más suaves y menos amargas que las stout, de procedencia inglesa. Stout significa robusto, así que os imaginaréis que la graduación es mayor, y son también más amargas y espesas. Por poner dos ejemplos conocidos por todos, están la Mahou negra y la Guinness. Mahou negra sabe a lager, pero tostada, y es muy ligera y poco amarga para su color.

Cerveza Mahou Negra
Cerveza Mahou Negra

En cuanto a la Guinness, es la cerveza stout por excelencia.No nos extenderemos mucho porque, por supuesto, tendrá un post exclusivo. Su sabor es seco y amargo, y tiene mucho cuerpo, lo que hace que persista en el gusto. Se dice que tiene un cierto toque a café. En cuanto a cuándo es recomendable consumirla…

Cerveza Guinness
Cerveza Guinness

Hay más maneras de clasificarlas, por supuesto, pero estas son las más sencillas y útiles, y además, así acabo la teoría y puedo dedicarme ya a hablar sobre marcas específicas, probándolas antes eso sí, ¿qué gracia tendría si no?

Curiosidades sobre la elaboración de la cerveza.

Quiero hacer un breve repaso de la elaboración de la cerveza. Sé que todos estaréis familiarizados con el tema, pero quién sabe, quizá aprendáis algo nuevo. En todo caso, recordar el proceso de elaboración siempre trae recuerdos de sabores y olores a la cabeza,  si lo habéis visto de cerca.

Hay que empezar por el principio. Si tienes una mínima idea sobre la composición de la cerveza, entonces puedes saltarte esta parte, aunque correrás el riesgo de no volver a leer una descripción tan apasionada sobre el proceso de elaboración (allá tú, oyes):

Bien, la base principal de la cerveza, como sabrás, son los cereales. No hay que utilizar uno específico. Cualquier cereal sirve, en principio, para elaborar una cerveza, aunque la cebada es el más común, por supuesto. Lo normal es que requieran de un malteado:

Malteado: Los granos de cereal se germinan para que liberen el azúcar que contienen.Cuando está germinada, el producto se conoce como malta verde. Ese cereal hay que hornearlo después, por supuesto, para tostar el grano y obtener el color de cerveza que deseamos. Hay muchos tipos de maltas una vez procesadas, pero bueno, básicamente están las maltas básicas, que producen lo que conocemos como cerveza lager o rubia, muy poco horneadas y con gran concentración de azúcares. Las maltas especiales, que pueden llegar hasta ser de color negro(mmm) y tienen poco azúcar o nada (piensa en Guinness) En este caso el horneado ha sido mucho más prolongado, de ahí el color. También están las maltas mixtas, con un contenido de azúcar intermedio, y propias de las típicas cervezas estilo Munich o Viena. No te lo digo, te lo enseño:

cerveza munich
cerveza munich
cerveza negra
cerveza negra
cerveza lager
cerveza lager

Pero claro, con ese azúcar que hemos liberado, las cervezas estarían muy dulces, y no es lo que queremos, de ahí que tengamos el lúpulo:

lupulo
lupulo

Es el aditivo botánico más utilizado, aunque también se pueden utilizar otras plantas, para hacer por ejemplo la cerveza de fresa o frambuesa( como la morte subite, poco recomendable, a no ser que quieras ser visto con un gran vaso de bebida rosa).

Otro ingrediente esencial es la levadura. Para elaborar cerveza se pueden usar dos tipos de levaduras: las de alta fermentación, que producen lo que llamamos ales…

cerveza ale
cerveza ale

…O las de baja fermentación, que se usan en la elaboración de las lager

Cerveza Carlsberg
Cerveza Carlsberg

(Para esta iba a poner una foto de Heineken, pero recordé que ESO no es cerveza)

Como veis, hemos utilizado varios términos con los que quizás no estuvieras muy familiarizado, pero que a partir de ahora te servirá para aparentar saber un montón sobre la cerveza. Esta ha sido una introducción general, pero en otras entregas iremos más al grano (chistazo cervecil).

Guía birrística (III) Guinness.

Esto es una guía cervecística, y como tal, está perfectamente estructurada y organizada(olé). Te he dicho cómo se elabora la cerveza para que puedas tener un tema de conversación con el que abordar a un/una desprevenido consumidor de pintas. Te he explicado los tipos de cerveza básicos que hay, para que le dejes impresionado, y ahora te voy a hablar de mis cervezas favoritas, o menos favoritas, curiosas, exóticas… Cervezas que, por uno u otro motivo, merecen una mención especial en esta guía Campsa de los zumos de cebada.

Tras largos segundos de profunda meditación, he pensado que si hay una cerveza en el mundo que merece posts de homenaje, esa es Guinness. No sólo porque nos une una pasión inquebrantable,

sino también porque se trata probablemente de la cerveza más célebre del mundo.

Guinness es, como deberías ya saber si has seguido la guía, una cerveza negra de tipo stout.  Los ingredientes que incorpora son cebada tostada y cebada malteada, en primer lugar.

La cebada tostada es la que le da el color, y también deja un regusto amargo en la boca, lo que puede llegar a compararse con un gusto a café. También le confiere el color rubí propio de la Guinness. No es negra, lo que pasa es que siempre la bebes por la noche, en locales del pecado y el vicio, por eso parece más oscura, pero mírala al traluz, verás.

También incorpora el lúpulo, potenciador del sabor, en grandes cantidades.

El agua que se utiliza proviene de los manantiales de las montañas de Wicklow( ¿suena bien, verdad?)

y por supuesto incorpora la levadura, para fermentar la cerveza apropiadamente.Guinness tiene mucho cuidado con la levadura, e incluso guarda un poquito en una caja fuerte, por si alguna vez tienen problemas con el suministro principal. No pude hacerle una foto a la caja, no sé dónde la guardan 😦

Si eres muy poco observador, te habrás dado cuenta ahora de que sí, hemos estado en la fábrica. Mejor, porque así, si tú no has ido, te ilustraré el viaje con mis fotos. Así, al tiempo que aprendes sobre la cerveza en cuestión, admiras mi cuerpo moldeado al fuego de las pintas.

Una de las características más significativas de Guinness es su espuma, mucho más cremosa de lo habitual. Eso es debido al nitrógeno que contiene la cerveza, una de las razones po las que es importante servir la Guinness como Dios manda:

Hay que dejarla reposar un rato, como minuto y medio más o menos, para que el nitrógeno se disipe. Ya sabéis, ‘Good things come to those who wait’.

¿ A quién le debemos el placer de degustar esta maravillosa cerveza? Pues a Arthur Guinness. Este visionario alquiló la St. James’s Gate Brewery en 1759, por 45 libras al año, durante 9.000 años. Vamos, que era un hombre con confianza en sus posibilidades. Es gracioso que Guinness pague 45 pounds por el alquiler de su fábrica, ¡yo pago mucho más por mi habitación!

Por último, querría incluir unas cuántas fotos del mirador de la fábrica. Es genial, un bar en el piso superior, panorámico, desde dónde se ve todo Dublín, mientras te tomas la pinta que viene incluida con la entrada. Toda una delicia para los frikis de la cerveza como yo mismo, y un pequeño sufrimiento para los alérgicos (y no quiero mirar a nadie) Si aún no has estado, esto te convencerá :

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Si quieres tomar Guinness en Salamanca, no vas a tener muchos problemas, porque la hay por todas partes, afortunadamente. ¡Cualquier buen pub que se precie debe tenerla! Yo recomiendo La Perla Negra, el O’haras, el Holy Cross y el St. Patrick’s, pero eres libre de probar nuevos sitios. Por ejemplo, en el O’haras te sirven la pinta perfecta, con trébol arriba y todo, y la diferencia de sabor es importante con respecto a otros sitios. Si lo que te apetece es tomar una buena Guinness con una hamburguesa al lado, para sentirte como un inglés, entonces ve al Ocean’s, junto al pasaje de la plaza. ¡Muy recomendable!

 

(Se aceptan sugerencias de lugares donde degustar las diferentes cervezas que describo en el blog. Acompañadas de dirección. Yo mismo iré a probarlas y actualizaré la entrada. Puedes invitarme si así lo deseas.)

Guía birrística (II) Tipos de cervezas

¿Ya has ido al pub a vacilar a la camarera pidiéndole una pinta de lager?¿ Has comentado las bondades de la levadura de alta fermentación a la hora de crear esos espesos caldos cerveciles que tanto alimentan? Si aún no lo has hecho, puede que tengas que repasarte el primer post de la Guía salmantina de cervezas .

Si antes estuvimos hablando del proceso de elaboración de la cerveza, hoy entraré a clasificarlas en 2 grandes grupos, basados en el aspecto y los ingredientes de la cerveza en cuestión.

Ingredientes:

Se trata de clasificar la cerveza en base a qué grano se ha utilizado para producirla. Normalmente es una mezcla de cebada más el grano en cuestión. Lo más común es que, si no es exclusivamente de cebada, lleve trigo, o avena. Si eres un aficionado a Paulaner y no sabes el  por qué de  ese sabor y esa textura tan especial, pues es debido precisamente al trigo. ¿Quién no se ha pasado una tarde entera en el O’haras, acabando con las existencias de pinchos gratuitos, y haciéndose una foto con el enorme vaso de pinta de Paulaner (razón por la que todo el mundo la pide una primera vez)? Te pondría una muestra de sabor si pudiera, pero tendrás que conformarte con esto:

Se puede apreciar el color característico de Paulaner, mezcla de maltas de cebada y trigo, Pero te preguntarás, ¿qué aspecto tiene una cerveza elaborada exclusivamente con malta de trigo? Pues hay una, muy habitual en España, y para mi gusto deliciosa, la hoegaarden:

Es una cerveza belga, que utiliza ingredientes tan apetecibles como el cilantro y la cáscara de naranja. Pero no quiero meterme a hablar mucho de ella, porque pienso dedicarle un post, a su debido tiempo.

Si hablamos del aspecto, las cervezas pueden clasificarse en ámbar, rubia, roja o negra, básicamente. A simple vista puedes saber qué cerveza te va a apetecer en cada momento, porque las cervezas de mismo color suelen también compartir características:

Cerveza rubia: Del color que más estamos acostumbrados a ver por estos lares, casi translúcida. Las hay que soy prácticamente color agua, y cuyo sabor te indica que, efectivamente, deben de ser agua de grifo con gas, y no quiero mirar a nadie…

El objetivo principal de las rubias es refrescarte, quitarte la sed, aunque algunas de ellas se olviden de añadir un poco de sabor a esa refrescante receta. Sin embargo, hay otras que sí merecen la pena, y mucho, y no me voy a ir muy lejos para hablar de una rubia riquísima (aparte de Ani):

Una de las cervezas más populares, tanto en nuestro país como fuera. En Inglaterra es muy habitual encontrarse San Miguel de grifo o de tercio en los pubs, y a buen precio además.

Cerveza ámbar. El color ámbar se lo da el proceso de tostado, más prolongado. Una muy típica es Affligem, muy fácil de encontrar por Salamanca en grifo, aunque para mi gusto algo pesada si la quieres acompañar de unos pinhos. Eso sí, a media tarde o a primera hora de la noche entra fenomenal.

Mi preferida en este campo es la Amstel Oro. De momento sólo la he visto en pinta en el Devinos, junto al Paseo del Rollo, pero deberían tenerla en más sitios. Está realmente buena y es barata. Muy recomendable, eso sí, con moderación, porque es bastante “contundente” y aquí estamos para aprender sobre cervezas, no para declararnos al camarero.

Cerveza Roja: La Red Ale, también conocida como Irish Red Ale, es un tipo de cerveza originario de Irlanda. Su color rojo se debe al tostado de la cebada. Está a caballo entre las Amber y las negras, con más cuerpo y sabor que las primeras, pero menos robustas que las segundas. La más habitual en nuestra ciudad es la Murphy’s, que si no me equivoco puedes tomarla en la Perla Negra, O’haras, Holy Cross y prácticamente cualquier otro pub. Si sabes de alguno más, o menos, házmelo saber y lo añado/quito. En definitiva, es bastante popular.

En mi opinión, es una muy buena opción para cuando estás de pinteo, aunque se hace algo difícil si la acompañas de comida, sobre todo si no estás acostumbrado a cervezas pesadas.

Cerveza negra: Llevo todo el post esperando llegar a este momento: La primera vez que probé la cerveza negra, siendo un imberbe púber acompañado de mis padres, llegué incluso a decir que no me gustaba. Era joven e inexperto, por lo que me lo perdono, pero afortunadamente he cambiado de opinión con los años, y de pelo en la cara también.

La cerveza negra es conocida tanto por su color oscuro como por su sabor. Dentro de las negras hay que hacer una distinción entre las negras lager y las stout. Las negras lager tienen ese sabor que te recuerda al chocolate o café, pero son más suaves y menos amargas que las stout, de procedencia inglesa. Stout significa robusto, así que os imaginaréis que la graduación es mayor, y son también más amargas y espesas. Por poner dos ejemplos conocidos por todos, están la Mahou negra y la Guinness. Mahou negra sabe a lager, pero tostada, y es muy ligera y poco amarga para su color. En el Puerto de Chus la tienen, pero hay que ser valiente para tomarse una negra a las 5 de la mañana, a no ser que lleves toda la noche bebiéndola.

En cuanto a la Guinness, es la cerveza stout por excelencia.No me extenderé mucho porque, por supuesto, tendrá un post exclusivo. Su sabor es seco y amargo, y tiene mucho cuerpo, lo que hace que persista en el gusto. Se dice que tiene un cierto toque a café. En cuanto a cuándo es recomendable consumirla…

Hay más maneras de clasificarlas, por supuesto, pero estas son las más sencillas y útiles, y además, así acabo la teoría y puedo dedicarme ya a hablar sobre marcas específicas, probándolas antes eso sí, ¿qué gracia tendría si no?.