Posts Tagged ‘ all-star ’

Capítulo 1: Del viaje y llegada al hostel

El 24 de febrero, a las 2 de la tarde, me hallaba yo con Paula, mi hermana, tratando de condensar en 15 kilos todas mis pertenencias importantes. Hacer una maleta con hora y media de margen hasta tu viaje puede resultar estresante, recomiendo tomarse más tiempo…
Al final, y tras despedirme de mi familia( besos de Perro incluidos) llegamos de milagro al autobús que nos llevaría al aeropuerto de Villanubla. Es irónico darse tanta prisa en coger un autobús que te va a dejar en el aeropuerto más de dos horas antes de que salga tu vuelo, pero preferimos no arriesgar. Tras intentar, sin éxito, adivinar la contraseña de las diversas redes wi-fi que había en el aeropuerto, nos dedicamos a encajar los aproximadamente 5 kilos de comida que habíamos traído en el equipaje de mano ( que Ryanair no pesaba, no pesa, y creo que no pesará nunca, por mucho que te amenacen). Con las provisiones preparadas, subimos al avión:

La foto no salió muy bien al final, y eso que tuvimos tiempo de sobra para hacerla, porque estuvimos en el avión más de dos horas parados, sin despegar: huelga de controladores aéreos en Francia… Eso unido a la fantástica comodidad de los asientos de la compañía con nombre capicúa nos puso de mala leche ya antes de salir.

¡Pero al final conseguimos llegar! No podía creérmelo, al fin podía tumbarme a descansar…

Esa es mi camica, bueno, la de abajo, yo duermo en las alturas literiles, pegadete al techo. Nunca lo había probado; es peligroso subir con sueño por la noche, y aún más peligroso bajar con los ojos semicerrados por la mañana, los escalones se ven borrosos y casi se tambalean.
Pero por lo general el hostel es bastante decente. Tiene un encargadillo, muy pequeño y gracioso, que se llama Miranda y es filipino. A pesar de que piense que la cantidad de palabras y apellidos que tienen en común el castellano y el filipino me interesa, la verdad es que es un tío bastante majo, a la par que peculiar. Él nos guió hacia nuestra habitación, con los ojicos modelo dos de la mañana, pero aún así sonriente y amable. Nuestro cuarto tiene dos pares de literas, un ventilador, una tele pequeñica,dos frigoríficos, dos, y ¡ojo! un armariolavabo. No te lo explico, te lo enseño:


Ahora que os he puesto los dientes largos enseñandoos mi habitación de superlujo, os dejo reflexionando sobre ello.