¿Para qué sirve el doble de malta de la cerveza?

Pues pensad, hijos míos, que antes no había frigoríficos. Eso quiere decir que para fermentar el mosto de nuestra preciada birra, había que conservarla en lugares lo más frescos posible, y se daba el caso de que era imposible producir cerveza durante el verano, en muchos casos. Imaginaos qué meses tan angustiosos. Al parecer, los cerveceros, tan desesperados como lo estaríamos nosotros, descubrieron una solución, añadir el doble de malta:

malta de cebada

Esto ha dado lugar, en algunos casos, a una vuelta de tuerca al concepto, a un maravilloso resultado, un experimento de esos que hace que se te salten las lágrimas cuando te lo ponen en una copita decente. Estamos hablando de la estupenda, Voll-Damm, una cerveza nacional que, para mi gusto, es maravillosa.

botellín de cerveza Voll-Damm

Este es, sin duda, un caso en el que el experimento acaba bien. Muy bien. ¡Feliz cañeo!

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: